Viernes, 13 Octubre 2017 19:34

Monumentos, sitios e instituciones históricas y culturales en la Isla

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

En esta sección se presentan los monumentos declarados nacionales y locales asi como otros sitios de interés histórico.

Monumentos nacionales:

La Ley no. 2, Ley de los Monumentos Nacionales y Locales de la Asamblea Nacional del Poder Popular, aprobada el 4 de agosto de 1977, posibilitó que el 10 de octubre de 1978, la Comisión Nacional de Monumentos emitiera la Resolución no.3, que declara en la Isla de la Juventud los monumentos nacionales siguientes:

1. La finca El Abra.

2. El museo Presidio Modelo.

3.- El ferry Pinero.

Posteriormente, mediante la Resolución no.10 de la Comisión Nacional de Monumentos, de fecha 25 de diciembre de 1979, fue declarado también como monumento nacional el sitio natural de Punta del Este, que incluye las conocidas pictografías aborígenes.


finca el abraEstá localizada en el valle de igual nombre, en el kilómetro 1 ½ de la carretera a la Siguanea y en una de las tres partes arquitectónicas de la casa del catalán José María Sardá y su familia, está instalado el museo. En la actualidad sus descendientes habitan parte del inmueble, conservando la tradición familiar de mantener viva y salvar para todos los cubanos la memoria de la presencia de José Martí en tierra pinera. La estancia en ella del apóstol y héroe nacional José Martí data del 13 de octubre hasta el 18 de diciembre de 1870. De esa manera, la Isla tiene el privilegio de ser el único lugar, a excepción de La Habana, donde más tiempo vivió en Cuba.

Con solo 17 años el joven José Martí fue confinado a trabajo forzoso en las Canteras de San Lázaro, luego a la prisión de La Cabaña y deportado por infidencia a Isla de Pinos desde el 13 de octubre hasta el 18 de diciembre de 1870.

jose marti

La inauguración como museo se remonta a la fecha del 28 de enero de 1944. Se destacó en ese empeño el doctor Waldo Medina Méndez, juez municipal de Isla de Pinos y destacado periodista. Esta personalidad también gestionó la creación de un patronato popular para construir la Escuela para Aprendices de Agricultores en 1945-1950, que llevaría el nombre de José Martí, en los terrenos de la finca, la que finalmente quedó en la simbólica primera piedra, pues este proyecto fue abandonado, a pesar de que tanto lo deseaba y necesitaba el pueblo de la Isla, debido a los rejuegos políticos de la época. En el conjunto arquitectónico formado por tres cuerpos; la casa principal, la cocina y el cuerpo auxiliar donde se ubica el museo, se conservan objetos relacionados con Martí, y en otros puntos del área, un reloj de sol y las ruinas del horno de cal que existió allí junto al manantial. Gran parte de la finca es un área protegida del CITMA, llamada el Valle del Hondón, por los valores ecológicos que contiene, entre ellos, un pequeño caracol endémico de la zona de Sierra de Casas, llamado Priotrocatella constelata. El museo de la finca El Abra es único en Cuba, por sus peculiares edificaciones, construidas con un diseño arquitectónico que evidencia rasgos de la antes mencionada transculturación, entre Cataluña y Cuba.


presidio modeloFoto actual de una parte del Presidio Modelo, luego Reclusorio Nacional para Varones. Sobresale la circular destinada a comedor, también nombrada por Pablo de la Torriente Brau la “circular de los 3000 silencios”.

 

Se encuentra ubicado en la carretera a la playa Bibijagua, en las afueras de Nueva Gerona, en el actual reparto Delio Chacón. Su triste celebridad se debe al papel que jugó, no solo en el confinamiento de presos comunes de alta peligrosidad de todo el país, sino por haberse utilizado como presidio político para importantes figuras de luchadores de las generaciones de la Revolución del Treinta y del Centenario del nacimiento de José Martí. A esta institución represiva está asociado el nombre dado por Pablo de la Torriente Brau; al territorio; Isla de los quinientos asesinatos y a que en el imaginario popular de Cuba se fomentara la creencia de que toda esta era un presidio. La construcción de este recinto carcelario se ejecutó bajo el gobierno de Gerardo Machado, quien colocó la primera piedra el primero de febrero de 1926, como todo un símbolo de su dictadura. Se da por terminado oficialmente el 31 de enero de 1931, a un costo aproximado de dos millones de pesos. En el orden arquitectónico, es una construcción civil, así como una variante modificada del panóptico, concebido a finales del siglo XVIII por el penalista inglés Jeremías Bentham[1]. En la práctica del Derecho internacional, su construcción en la localidad violó las prohibiciones existentes, en relación con la instauración de presidios en islas.

Los muros del antro carcelario fueron testigos del paso de los representantes más destacados de las diferentes etapas revolucionarias de la nación cubana, como, Pablo de la Torriente Brau, Raúl Roa García, Gabriel Barceló, Eduardo Chivás, contra muchos de los cuales utilizaron el pabellón de los enfermos mentales y las celdas de castigo. También fueron utilizadas contra Fidel Castro, Raúl Castro, Jesús Montané y demás asaltantes a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes, recluidos en el pabellón número uno del hospital hasta su amnistía en 1955 y luego, en la circular no. 4, entre 1956 y 1958, cientos de jóvenes luchadores contra Batista guardaron prisión hasta el primero de enero de 1959.

fidel y raulLa presencia de Fidel Castro en el Presidio desde el 17 de octubre de 1953, cuatro días después que el resto de los sancionados, hasta el 15 de mayo de 1955, trajo como consecuencia la redacción y posterior divulgación de su histórico alegato La historia me absolverá así como la preparación de la nueva vanguardia de la Revolución, calificada como la “prisión fecunda”. Este concepto de fragua de la siguiente etapa de lucha, también se hizo extensivo a los finales de dicha década cuando, desde el 15 de enero de 1957, comienza a ser utilizada la circular 4 para concentrar a jóvenes revolucionarios presos políticos que se habían enfrentado a la dictadura batistiana. La organización de un consejo de dirección bajo el control del Movimiento 26 de Julio, facilitó que desde aquí se crearan las condiciones para el triunfo revolucionario en la localidad, que no contaba con la presencia del Ejército Rebelde y de esa forma, se evitó que el territorio pinero fuera convertido en un importante punto de resistencia del régimen, dada su condición insular estratégica.

Entre sus valores, pues, se destacan los históricos, sociológicos y arquitectónicos; es una construcción única en el país.


[1] - Es aquel edificio circular construido de modo tal que, desde un punto central, puede observarse todo el interior. (Nota del autor).Aunque extemporáneo, el Presidio Modelo aprehende la idea del panóptico de Jeremy Bentham en la que un complejo arquitectónico radial podía resolver, con gran economía de recursos, el problema de la vigilancia y el control inherentes al capitalismo. Para un personaje tan celoso del orden como el presidente Machado, poco importaba que el invento estuviera algo pasado de moda…”


Pinero en la ActualidadEl Pinero

Está localizado en un emplazamiento terrestre, a orillas del río las Casas, muy cerca de su muelle tradicional, en la calle 33 entre 26 y 28, en Nueva Gerona.

Esta nave fue construida en Filadelfia, Estados Unidos, en el año 1901. Su llegada a la Isla de Pinos se produjo el 6 de abril de 1927, adquirido por la Isle of Pines Steamship Company (IPSSCo.) o Compañía de Vapores de Isla de Pinos

La embarcación original tenía 51 metros de eslora y 9 de manga, un peso de 387 toneladas netas y 497 totales. Desarrollaba una velocidad de 8 nudos aproximadamente. La travesía entre Batabanó e Isla de Pinos la cubría en 8 horas. La capacidad de pasajeros era de 160, aunque en ocasiones transportó más de 200 personas. La tripulación oscilaba entre 15 y 20 marineros. Fue utilizado también para el traslado de prisioneros y carga general. El costo de esta nave fue de 150 000 pesos. 


Las pictografías aborígenes de las cuevas de Punta del Este 

pictografiasFoto de uno de los detalles de las pictografías de la cueva no.1 de Punta del Este, y que algunos especialistas asocian a la reproducción de la vida.

Están localizadas en la región sur de la Isla de la Juventud. Entre las cuatro cuevas seleccionadas por su valor arqueológico e histórico, sobresale la número uno, más conocida como “capilla sixtina del arte rupestre antillano” o templo precolombino, según la expresión de Fernando Ortiz, quien hizo el primer reporte científico de ellas, un total de 213 pictografías en sus paredes en el año 1922[1].La primera referencia histórica sobre este mural pictográfico arqueológico, fue hecha en el año 1903, en el libro del geógrafo francés Charles Berchon A través de Cuba, donde hizo una breve referencia a las aventuras del doctor Freeman P. Lane, que después de un naufragio llegó a estas cuevas y observó sus pictografías.

 

Durante mucho tiempo, en la época republicana, la cueva estuvo habitada por un ermitaño, de apellido Isla, quien construyó una choza en el interior de la caverna; también muchos turistas acostumbraban llevarse fragmentos de rocas con partes de estos símbolos en calidad de souvenir lo que ocasionó deterioro a los pictogramas originales. En la visita realizada el 15 de agosto de 1959, por el entonces primer ministro del gobierno revolucionario, Fidel Castro, junto a Antonio Núñez Jiménez y el doctor José Rivero de la Calle, se dieron instrucciones para la restauración, conservación y saneamiento del sitio arqueológico. Ese fue un primer paso en la voluntad política de rescatar las raíces de la cultura nacional y del área del Caribe, del cual es considerada una de las evidencias más importantes, dada la abundancia y variedad de símbolos pictográficos en esta región, como en ninguna otra de esta cuenca geográfica.


[1] - Existen diferentes interpretaciones acerca del significado de dichos símbolos. VER: Rey, Estrella y Ernesto Tabío: Prehistórica de Cuba; Núñez Jiménez, Antonio: Isla de Pinos, piratas... y Ramírez Corría, Filiberto: Excerta de una Isla mágica Biografía de un Latifundio, entre otros.


Monumentos locales de la Isla de la Juventud.

En la Isla de la Juventud, el Centro Municipal de Patrimonio ha declarado como Monumentos locales a:

  • La cueva del Indio, en las proximidades de Nueva Gerona.
  • La cueva de Santa Isabel, en la zona de San Juan.

La declaración se hace de acuerdo a la Ley, para la protección jurídica y fines de conservación.

La cueva del Indio:

Está enclavada en las alturas marmóreas de Sierra Las Casas, Nueva Gerona. Este lugar está considerado un sitio arqueológico de relevancia, pues a pesar de ser relativamente pequeña se encuentra entre las más importantes cavernas de Cuba, en cuanto al número de restos humanos exhumados por los arqueólogos, al alcanzar la cifra de treinta individuos, incluyendo restos de niños y adultos. En sus paredes también hubo pictografías que no fueron conservadas. Los restos humanos se trasladaron a los Estados Unidos y hasta la actualidad no ha sido posible sistematizar los estudios correspondientes.


La cueva de Santa Isabel:

Se encuentra localizada en el cerro de los Murciélagos, en las cercanías del poblado La Reforma (anteriormente llamado San Juan); se distingue porque en sus paredes pétreas aparece la única evidencia pictográfica en la Isla donde se representa la figura humana, con un adorno o tocado en la cabeza, con trazos negros bastantes toscos.

 

En una de sus grutas fue encontrada la mejor y más conservada daga de piedra (para ritos ceremoniales), entre muchas de las localizadas en Cuba. También fueron descubiertas dos raederas de sílex, únicas en el ajuar productivo indopinero, así como varias esferas brillantes de arcilla roja sin cocer. Todo esto apunta a una posible presencia del Ciboney (aspecto Cayo Redondo), en tanto no aparecen conchas y sí un predominio del instrumental lítico, rasgo de este nivel de desarrollo.

Es necesaria la continuación de los estudios científicos en estos sitios para establecer su verdadero valor, a la luz del conocimiento más actualizado que exista en el país.

obeliscoObelisco en homenaje al patriota Bruno Hernández Blanco. Fue levantado por el pueblo pinero a partir de una colecta pública, realizado en mármol gris de la Isla, en homenaje a su primer mártir, Bruno Hernández Blanco y develado el 7 de diciembre de 1946. Se encuentra ubicado en la entrada principal del cementerio de Nueva Gerona y consiste en un obelisco de medianas proporciones, en cuya base se encuentra un nicho con los restos mortales del patriota.

Obelisco en homenaje a Cristóbal Labra:

 

Está ubicado en el poblado La Reforma. Fue levantado en homenaje al joven Cristóbal Labra, fallecido entre las llamas de un incendio en un almacén de abono, en la granja del mismo nombre, al tratar de rescatar los bienes y extinguir el fuego, el día 23 de junio de 1966.

En el conjunto escultórico existe una tarja que dice:

"En honor a Cristóbal Labra Pérez. Miembro de la Columna Luis Ramírez López. La presencia de este joven militante revolucionario de su tiempo, está vinculada al llamado que hizo la dirección de la Revolución a todos los cubanos para trabajar en la Isla, a recuperarla de los desastres causados por el ciclón Alma, el 8 de junio de 1966, y seguir desarrollando los ambiciosos programas trazados para el territorio desde comienzos de la década del 60, bajo el lema “recuperar lo perdido y avanzar mucho más”.

Obelisco en homenaje a los combatientes guardafronteras de la lancha torpedera, LT-85.

Se localiza en la dársena de la Siguanea, cerca del hotel Colony; fue levantado a la memoria de los jóvenes marineros muertos en un sabotaje perpetrado por hombres ranas, enviados por la CIA, a la lancha torpedera LT-85, el 23 de diciembre de 1963. Ellos se nombraban Leonardo Luberta Noy, Jesús Mendoza la Rosa y Fe Hernández Jubán. Otros 17 marineros fueron heridos, uno de estos perdió la vida posteriormente a causa de las heridas mortales que sufrió: Jesús Gabilla.


Monumento a José Martí:

monumento jose martiSe encuentra ubicado en la actual escuela de arte, que fue antes el centro escolar Luis M. Arredondo, se colocó en el pedestal para el asta de la bandera cubana, construido en el área frontal de la escuela (1925-1928). En su base hay una tarja en bronce, presidida por el escudo nacional a relieve, con la siguiente leyenda: “El pabellón de un pueblo es su reliquia más amada… Martí”.

 

 

.Placa homenaje a José Martí.

Es una losa de mármol gris, colocada a la derecha de la entrada principal del edificio central del antiguo Presidio Modelo. En el centro y parte superior aparece el escudo nacional y en los extremos derecho e izquierdo dos ramas de olivo; en la parte superior una estrella de cinco puntas. Incluye también la siguiente inscripción: “Habiendo correspondido el número 13 de la primera brigada a José Martí y Pérez al ingresar en el Presidio Departamental el día 4 de abril de 1870, se dispone como homenaje a su memoria que en lo sucesivo no pueda ostentarlo otro recluso”.

Este texto tenía fuerza de decreto para ser cumplido en todas las prisiones del país, durante la anterior república.

La existencia de esta placa en dicho lugar ha motivado que algunos visitantes de Presidio Modelo piensen que Martí estuvo recluido aquí. Esto es un error pues dicha instalación fue construida de 1926 a 1931 y nuestro apóstol estuvo del 13 de octubre al 18 de diciembre de 1870 en la finca El Abra como deportado político.

Placa de recordación a José Martí en la finca El Abra.

Se encuentra ubicada a la entrada del museo, el texto dice lo siguiente:

“Después de haber sufrido los horrores del Presidio Político en La Habana, fue indultado relegándosele a la Isla de Pinos gracias a las gestiones de José María Sardá y Gironella generoso catalán que le dio albergue en esta casa desde la segunda decena de octubre hasta el 18 de diciembre de 1870 en que retornó a La Habana para salir deportado a España”. Fue uno de los objetos con que contó el museo al inaugurarse el 28 de enero de 1944, gestionada por el Comité pro-Reconstrucción de la Residencia de José Martí en la finca El Abra.

Tarja conmemorativa a Camilo Cienfuegos.

Está localizada en la pared del antiguo café Nuevo Virginia, en calle José Martí, esquina a 24 y señala la presencia en el lugar de Camilo Cienfuegos. Es una pequeña placa de bronce, con el siguiente texto:

Presencia de Camilo Cienfuegos en la Isla 17-2-59.

Aeropuerto

Presidio

Gerona

Abra.


Placas conmemorativas a los héroes del Baire.

La primera tarja se encuentra en la entrada principal del antiguo hospital de Nueva Gerona, en calle José Martí. Es una placa de bronce que con letras de regular tamaño dice: “Héroes del Baire”.

Se refiere al ataque perpetrado cerca de las costas pineras, el 17 de abril de 1961, por dos aviones B-26 procedentes de los Estados Unidos, al buque Baire, un viejo cañonero que formaba parte de la marina de guerra, ocupado por el Ejército Rebelde al final del régimen batistiano. En este ataque mueren los jóvenes marineros Juan Alarcón Rodríguez y Armando Ramos Velazco, los héroes del Baire. El nombre del hospital rinde homenaje a su memoria y no es como se cree erróneamente por muchos, que se asocia al conocido Grito de Baire, en la región oriental del país. También, en relación con este hecho, a orillas de la playa Bibijagua, sobre las trincheras allí levantadas para repeler la agresión mercenaria en 1961, fue levantado un sencillo obelisco de mármol donde se recuerda la fecha y el acontecimiento con la siguiente inscripción: “A los Héroes del Baire 17-4-1961”.

Ensenada de la Siguanea.

Lugar del supuesto primer arribo de Cristóbal Colón, el 13 de junio de 1494 a la Isla, denominada por él San Juan Evangelista o el Evangelista. Lugar muy relacionado con la piratería y donde se produjo la derrota de la flota comandada por el general Thomas Baskerville, después de la muerte de Francis Drake, por la escuadra naval a cargo del español Bernardino Delgadillo y Avellaneda. El fondo marino de esta ensenada es de los mejor preservados en el país y sobresale por la diversidad de la flora y fauna. En los mismos aún existen importantes restos y evidencias de naufragios, desde la época colonial y aún de años recientes.

Estuario del río Las Casas.

Posiblemente es otro punto donde el almirante Cristóbal Colón también hizo tierra en la Isla, cercano a un palmar y una fuente de agua, con la finalidad de proveerse de alimentos en su viaje de regreso a la Isla de Cuba, después de haber recorrido toda la costa de la ensenada de la Siguanea, en dirección norte.

Caleta Grande, Carapachibey, Rincón del Guanal.

Sitios arqueológicos con evidencias de asentamientos aborígenes, pertenecientes a la cultura Ciboney, aspecto Guayabo Blanco y con huellas pictográficas similares a las de Punta del Este.

Embarcadero del río Júcaro en Santa Fe.

Escenario del primer grito de ¡Viva Cuba Libre! de que se tiene referencia, hecho histórico conocido como el Asalto al balandro Margarita,[1] ocurrido el 11 de enero de 1896. Sus protagonistas, patriotas deportados políticos, se incorporaron a las fuerzas de Maceo en Pinar del Río. En esta acción participaron los deportados políticos Plácido Hernández Vázquez, Cristóbal Guevara Aroza, Ángel Abascal Alderete, Rafael Caso Vidal, Pedro Buides Orihuela, Juan Miranda Pérez, Adolfo Vega Valdivia, Irene Hernández, Victoriano Guerrero y Máximo Camero Díaz. En este lugar, por iniciativa de la UJC del municipio, fue develada una placa conmemorativa, en el centenario de la Invasión mambisa y otra similar en las costas pinareñas por donde arribaron los jóvenes revolucionarios a la Isla de Cuba.


El puente de Nueva Gerona.

puente de maderaEra una plataforma, fundamentalmente de madera, que enlazaba las dos orillas del río Las Casas en el primer camino de carretas de 1827, entre el embarcadero de Sierra de Casas,puente y malecon también llamado las Guásimas, en Nueva Gerona y el camino al poblado de Santa Fe propuesta del teniente coronel y comandante militar de Isla de Pinos, Clemente Delgado y España. Sin embargo, no se construyó hasta 1851. En 1866 fue arrastrado por las aguas y hasta 1875 el traslado se hacía mediante balsas; su reconstrucción se tornó indispensable cuando Alejo Salas construyó el ingenio La Esperanza en las cercanías de playa Bibijagua.

Fue el punto de reunión de los patriotas, tanto del 11 de enero como el 26 de julio de 1896 para llevar a cabo el asalto al balandro Margarita y en el pronunciamiento independentista de las respectivas fechas. Como resultado de la instauración de la Zona Franca de Isla de Pinos, se sustituyó por un puente bascular, el que se conserva actualmente, aunque sin la función mecánica.

Vivienda de Evangelina Cossío.

Según testimonios de la época, conservados por la tradición oral, puede ser localizada en los terrenos donde actualmente se encuentra el parque José Antonio Echeverría, sito en calle Dionisio Vives o Carlos Manuel de Céspedes (calle 37) esquina a calle de la Iglesia (hoy 28). Cobra especial relevancia por ser el escenario para el apresamiento del comandante militar de la plaza, el coronel José Bérriz, protagonizado por los jóvenes revolucionarios Evangelina Cossío, Emilio Vargas y otros.

Sitio de la caída en combate de Bruno Hernández Blanco, el primer mártir pinero.

tarjaEste lugar está ubicado en la calle 26 esquina a José Martí (antes calle 39). En dicha intercepción cayó el patriota a consecuencia de una descarga de fusilería española desde una barricada defendida por voluntarios del ejército español fortificados en este lugar, según el testimonio de Serafín Fernández, protagonista de los hechos quien cabalgaba junto a Ninones (sobrenombre de Bruno Hernández). Allí cayó herido de muerte, en la propia esquina, cerca de las columnas de la edificación que actualmente existe, pero que entonces carecía de acera[1].

 

 

 

Relación de los participantes conocidos en los acontecimientos del 26 de julio de 1896[2].

 

  • Emilio Vargas. Capturado en Nueva Gerona y ejecutado.
  • Juan Iturriaga. Capturado cerca de Santa Fe y asesinado.
  • Bruno Hernández Blanco. El primer caído en los hechos.
  • Los tres hermanos apellidados Pimienta. Capturados en las cercanías de Nueva Gerona y asesinados.
  • Miguel María Blanco Pantoja, herido y condenado a prisión en La Cabaña.
  • Manuel Narciso Hernández Llorca, condenado a prisión, fallece en La Cabaña.
  • Hilario Pantoja Soto, enviado a La Cabaña, falleció dos meses después de salir en libertad, víctima de tuberculosis.
  • Cecilio Soto Pantoja, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Pastor Pantoja Nuviola, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Juan F. Pantoja González, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Ángel Soto Pantoja, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Tabio Soto Hernández. condenado a prisión en La Cabaña.
  • Serafín Fernández García del Prado, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Enrique Mateo, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Manuel M. Soto Pantoja, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Cornelio Soto Pantoja, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Generoso Soto Pantoja, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Enrique Soto Pantoja, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Eustaquio Soto Pantoja, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Pablo Llorca García, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Higinio Llorca García, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Domingo Soto Prado, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Jacinto Soto Prado, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Patrocinio González Soto, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Pánfilo Hernández Llorca, condenado a prisión en La Cabaña.
  • Evangelina Cossío, recluida en la Casa de Recogidas de La Habana y rescatada de allí por cubanos y norteamericanos.
  • Abelardo Pantoja Flores, logró evadir la prisión.
  • Rosendo Betancourt, logró evadir la prisión.
  • Pedro Pantoja Flores, logró evadir la prisión.
  • Manuel Rodríguez Cajides, logró evadir la prisión.

Hotel la Favorita.

Era una construcción colonial situada sobre la esquina que forman las calles Bruno Hernández (26) y Antonio Maceo (35). Posteriormente fue construido en una versión más moderna, frente a su emplazamiento original, hoy ocupado por un edificio multifamiliar. En esta edificación, y en otra muy próxima, utilizada como valla de gallos, y localizada en lo que hoy ocupa el restaurante Brisas Pineras o Casa del Arroz, se reunieron los conspiradores residentes en Nueva Gerona y en sus alrededores, el 26 de julio de 1896, en espera de la caballería que partiría de Santa Fe y sus fincas aledañas, con Bruno Hernández como líder. En la Favorita se fundó, el 22 de noviembre de 1923, la Columna de Defensa nacional de Isla de Pinos, presidida por el procurador público y maestro retirado Enrique Bayo Soto; lo secundaron Ramón Llorca Soto, maestro y alcalde municipal; Sergio Montané, contador de la Zona fiscal, el doctor Enrique Vignier, juez municipal y otras personalidades y representantes de instituciones sociales de la localidad. El objetivo de este movimiento era luchar por la soberanía cubana sobre Isla de Pinos en unión de otras Columnas creadas al efecto en el país. La más importante acción patriótica llevada a cabo fue la reedición de la Invasión de Maceo de Oriente a Occidente, por la misma ruta, aunque en sentido contrario. Su propósito era dar a conocer los objetivos de esa lucha a través de mítines, propaganda, etc.

Ayuntamiento de Isla de Pinos.

museoHistóricamente enclavado en los terrenos ocupados por la Comandancia Militar de la colonia Reina Amalia fundada en 1830, funcionó como ayuntamiento a partir del año 1874. Se localiza en la calle 30 entre 37 (Carlos M de Céspedes) y 39 (José Martí) Nueva Gerona. En este edificio radica actualmente el Museo municipal de Historia. Es uno de los edificios más importantes de la arquitectura colonial en la Isla y ha sufrido varias modificaciones arquitectónicas; inicialmente, en su interior tenía pasillos con columnas, así como una escalera interior de acceso a la azotea, con tejas de barro y después de zinc. En la actualidad, la escalera es exterior y la cubierta de hormigón; además, desaparecieron las columnas con capiteles de los interiores. En la primera década del siglo XX era considerado uno de los más importantes del país, tanto en el orden arquitectónico, como por su buen estado constructivo. Se destacaba en este conjunto un gran reloj, colocado en una torre, en la fachada principal del edificio y que era orgullo de todos los pobladores de la ciudad de Nueva Gerona.

Como casa de gobierno y comandancia militar, a esta edificación se asocia la presencia del deportado político José Martí, quien debía, según lo establecido en el Reglamento, inscribirse aquí a su llegada en el Registro de deportados y personarse una vez a la semana, hasta que lo trasladaron hacia La Habana el 18 de diciembre de 1870 para luego partir hacia su primer destierro en España, el 15 de enero de 1871. Reunido ante sus portales, el pueblo pinero apoyó a su alcalde Juan Manuel Sánchez Amat, en contra de las intentonas anexionistas de 1905 y 1906, lideradas por algunos colonos norteamericanos radicados en la Isla; también fue escenario de la primera comparecencia pública de Fidel Castro en la Isla, el 7 de Junio de 1959, donde dio a conocer el Plan mínimo de Rehabilitación económico-social y la derogación de la Zona Franca y Turística Especial de Isla de Pinos. En la década de los años sesenta del siglo XX, en su parte frontal, extendiéndose hacia la calle y desde su escalera principal, se construyó una plataforma, integrada al conjunto denominado Guerrillero heroico, mediante la cual, el antiguo parque Lacret fue convertido en plaza para actos públicos, transformándose en un gran espacio para reuniones y concentraciones políticas y fiestas multitudinarias. En 1990 comenzó la remodelación del edificio; se recuperó la entrada principal, fue demolida la mencionada plataforma, y se acometieron otras acciones constructivas   que incluían varios objetos de obras para aproximarlo lo más posible a su versión original. Como parte de la política de rescate del patrimonio local, en este edificio se ubicó el Museo municipal de Historia, en el año 1990.

El cuartel de Caballería.

semi internadoCuartel de Caballería, demolido en el año 1947 para construir un nuevo edificio para la escuela primaria-superior “Evangelina Cossío Cisneros. En la actualidad es el seminternado de primaria “Josué País.

A pesar de haber sido la primera y más importante fortaleza militar de la Isla y de haber existido un fuerte movimiento popular, liderado por el juez y periodista Waldo Medina para evitarlo, fue demolido en el año 1946, para edificar sobre sus cimientos la escuela primaria superior Evangelina Cossío, hoy ocupada por el seminternado Josué País, sita en la calle 20 entre 37 (Carlos M. de Céspedes) y 39 (José Martí).

Comenzó a funcionar como escuela a partir de 1853 y su diseño original era el de un edificio en forma de U, con un patio interior, al final del cual se ubicó el polvorín y la correspondiente caballeriza. El acceso principal era una gran puerta de madera reforzada con herrajes, y en las esquinas este y oeste contaba con dos grandes torreones artillados. Fue utilizado también como cárcel, hospital y una parte de sus instalaciones como escuela, ya en la época de la república.  Tomar esta fortaleza, las armas y pertrechos almacenados en su polvorín, una vez lograda la rendición del comandante militar José Bérriz, era el objetivo inmediato de los patriotas alzados en armas el 26 de julio de 1896, para después incorporarse a las fuerzas de Antonio Maceo en La Habana. La escuela primaria superior (hoy se denomina así a la enseñanza secundaria básica) situada allí tras su demolición fue la primera de este tipo y nivel con que contó la Isla de Pinos, una vez construido el edificio sobre las bases del antiguo cuartel.


La Iglesia católica de Nueva Gerona.

Formó parte de la célula urbanística establecida por la metrópolis española para todas sus ciudades coloniales, basad en una plaza central, llamada Isabel II (hoy parque Guerrillero heroico); la casa de gobierno y comandancia militar, residencia de esta autoridad (Museo municipal de Historia), el Protectorado (escuela de arte), algunas casas de familias principales y la iglesia del poblado. El antecedente más antiguo de una institución religiosa en la Isla de Pinos fue una capilla en 1630, gestionada por Francisco Manrique de Rojas, aunque no fue hasta 1788 que se erige la primera iglesia, en el hato de San Antonio de los Almácigos, bajo la advocación original de Nuestra Señora de los Dolores y San Nicolás de Bari, con categoría de iglesia auxiliar de la parroquia de San Pedro del Batabanó. Esta primera iglesia desaparece y algunos años más tarde se construye otra en San Francisco de las Piedras. En 1809, cuando los Duarte fundan el poblado de Santa Fe, se erige una tercera iglesia allí. No obstante, en el momento de fundar Nueva Gerona, esta iglesia retoma la advocación original de la primera, de 1778: Nuestra Señora de los Dolores y San Nicolás de Bari como patronos de la naciente población, pero ya en este año de fundación, 1830, fue puesta bajo la jurisdicción eclesial de la parroquia de Quivicán.

Debido a los azotes de ciclones y huracanes este edificio fue varias veces destruido, aunque la reconstrucción más importante fue la realizada después del paso del ciclón de 1926 pues virtualmente lo destruyó. Como evidencia, en la parte superior de su puerta principal se puede ver grabada en mármol gris, la siguiente inscripción. “Esta Iglesia fue construida a expensas del EXMO (excelentísimo) Sr. Manuel Ruiz y Rodríguez Arzobispo de La Habana que la bendijo e inauguró solemnemente el día 29 de septiembre del año 1929. La Isla de Pinos y su Presidio Modelo le dedican este sencillo homenaje de agradecimiento y admiración”.

En esta Iglesia comenzó a oficiar como cura párroco, el padre Guillermo Sardiñas Menéndez el 27 de febrero de 1954, hasta su incorporación a la Sierra Maestra, el 2 de junio de 1957. A propuesta de Camilo Cienfuegos, el padre Sardiñas fue ascendido a comandante y ocupó el cargo de capellán del Ejército Rebelde. Tras el triunfo revolucionario, trabajó para el gobierno y la patria, en la iglesia Cristo Rey hasta su fallecimiento. Su actitud sentó un importante precedente en la incorporación de sacerdotes a las luchas libertarias en Latinoamérica. Murió el 21 de diciembre de 1964 en la clínica de los estudiantes (hoy hospital “comandante Manuel Fajardo”).

Hotel Isla de Pinos

hotel isla de pinoSe encontraba ubicado en el espacio que hoy ocupa el parque 15 de Mayo, la esquina sureste en la intersección de las calles José Martí (39) y calle 20. A pesar de que los restos del tanque elevado para el agua tienen una inscripción de 1912, lo cierto es que el hotel data de principios del siglo XX y fue construido por los norteamericanos. Su nombre original era Burnside. Luego fue vendido y pasó a sucesivos propietarios, uno de los cuales lo renombró Isla de Pinos. Se mantuvo en pie hasta la pasada década de los años sesenta.

Es un lugar histórico para los pineros ya que, el 15 de mayo de 1955, Fidel Castro, junto a Jesús Montané Oropesa dio allí su primera conferencia de prensa, a la salida del presidio, donde ratificó la firmeza en la lucha del grupo de moncadistas.

 

Edificio de la Aduana.

edificio aduanaEstá enclavado entre la calle 24 y la margen este del río Las Casas. Es una construcción de gran valor arquitectónico, y a pesar de haber sido edificada en la década del 20 del siglo pasado, se integró al conjunto constructivo del centro histórico de la ciudad. En sus áreas aledañas aún se conservan algunos tramos de las anteriores calles adoquinadas. Hasta finales de la década del sesenta su fachada principal estaba ornada con un hermoso escudo cubano, de regulares proporciones, que fue retirado al destinarse el edificio como planta pasteurizadora y centro de embarque de leche de vaca fluida hacia La Habana.

En el marco de la Zona Franca y Turística Especial de Isla de Pinos (1955-1959), cobró notable importancia en el esquema económico diseñado por Batista para Isla de Pinos.

En la actualidad allí se ubica la terminal Viajeros, para pasajeros marítimos.


  [1] -Rives Pantoja, Mariano: “Historia del levantamiento en armas de un grupo de cubanos en Isla de Pinos durante la Guerra del 95”, en Historiadores Cronistas…; p.72.

     [2] - Rives Pantoja, Mariano: “El levantamiento insurreccional pinero de 1896”, en Victoria; Nueva Gerona, 24 de febrero de 1983.

      [1]- Balandro o balandra: Pequeña embarcación de un solo mástil y muy marinera para lugares de bajos fondos; como es la travesía entre Batabanó e Isla de Pinos.

 

casa jesus moMuseo de la Clandestinidad

Se encuentra localizado en las actuales calles 24 (Benito Ortiz) y 45 (Segunda), en Nueva Gerona. En esta edificación vivieron los Montané-Oropesa, familia emblemática pinera. Sergio Montané (padre) y Zenaida Oropesa (madre) se vincularon a la lucha por la ratificación del Tratado Hay-Quesada, la defensa de la enseñanza pública, a los esfuerzos por desarrollar el territorio pinero y en la última etapa de lucha organizaron en este lugar el Comité Pro-Amnistía de los Presos Políticos (Moncadistas). Jesús Montané, participó en el asalto al Cuartel Moncada y en el desembarco del Granma; su hermana Magaly Montané se incorporó a la lucha en la Sierra Maestra

Visto 515 veces Modificado por última vez en Martes, 29 Mayo 2018 14:51
Equipo de Producción Provincial

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario